Saltar al contenido

Produce tu propia cerveza

Cervezas artesanas. ¿Fabricar tu propia cerveza?

Todo amante de la cerveza que se precie, ha fantaseado alguna vez con fabricar su propia cerveza y, así, degustarla en la intimidad o con amigos, disfrutando del placer de saborear lo creado por uno mismo (y recibir halagos por parte del resto de bebedores, ¿por qué no?). Es algo similar a lo que les pasa a vuestras abuelas cuando elogiáis lo buenas que está sus croquetas.

Tipos de fabricantes

El mundo de la cerveza se divide entre productores industriales y productores artesanales, independientemente del tipo de cerveza que fabriquen. Un ejemplo es el de la cerveza IPA, que el mercado español asocia a la fabricación artesana pero que comienza a ser fabricada por grandes marcas, como es el caso de Ambar. Al ser un producto de gran consumo, no es de extrañar que la mayor parte de la producción se encuentre repartida entre pocos operadores, que todos conocemos. Sin embargo, y como consecuencia de la influencia de otros países en los que el mercado cervecero se encuentra más atomizado, comienzan a surgir pequeñas cerveceras con profesionales dispuestos a arriesgar y probar cosas nuevas.

Al margen de estas pequeñas empresas, cada vez más particulares apuestan y deciden crear su propia cerveza en casa o en locales privados. En muchas ocasiones es para el estricto consumo privado, pero otras veces es el germen de una nueva marca de cerveza que comienza a dar sus primeros pasos con ganas y con pasión. Si te interesa el mundo de la cerveza artesana, debes saber que hay muchos eventos y ferias relacionadas con la materia, por lo que puede ser un lugar idóneo para conocer gente e intercambiar ideas e impresiones (o recetas, quién sabe).

 

¿Qué se necesita para fabricar tu cerveza?

Todo depende del volumen de cerveza que quieras producir y el nivel de profesionalidad y calidad de resultado al que se aspira. En un primer momento conviene tener los pies en el suelo ya que no hace falta un enorme desembolso para introducirse en el mundillo, sino que el desembarco puede ser paulatino conforme vayas produciendo mayor cantidad.

Desde mi punto de vista, lo más recomendable es que te compres un kit de cerveza aquí hablamos de eso y comiences a producir poco a poco, iniciándote en los estilos de cerveza más fáciles de fabricar hasta lograr dominarlos. Como todo en la vida, la producción de cerveza artesana tiene mucho de “prueba y error”, por lo que no vale desanimarse al ver que los resultados de la primera remesa de cervezas no son los esperados. Hasta el quinto día que fui a pescar no logré hacerme con ninguna pieza, pero el p*** pez que pesqué me supo a gloria (estaba bueno, pero me lo habría comido incluso con anisakis y petróleo).

Así que, ante la pregunta ¿qué se necesita para fabricar tu propia cerveza?, la respuesta más acertada es: paciencia y perseverancia.

 

¿Es recomendable fabricar cerveza en casa?

Lo más probables es que, si tu pareja no comparte la pasión por la cerveza, te eche de casa con todo el equipo (cervecero), ya que lo cierto es que se necesita cierto espacio para instalar el equipo de fermentación, llenar el frigorífico de líquidos sospechosos… En fin, que si sospechas que la cerveza casera puede poner fin a tu matrimonio o relación análoga, lo más recomendable es que te bajes al bar, te pidas una mahou (ante la ausencia de algo más agradable) y ahogues tus penas con los parroquianos habituales. Ahora fuera de bromas, un local podría ser la solución para fabricar cerveza, beberla y jugar al poker con los amigos, sin la mirada inquisidora del otro cónyuge (o análogo), por lo que si tiene amistad con algún cervecero, no dudes en proponérselo.

 

¿Es posible vender tu propia cerveza?

Hasta donde yo sé, que no sé de casi nada pero hablo de todo, existen una serie de requisitos para poder comercializar una cerveza casera, por lo que si quieres producir una cantidad no muy elevada, posiblemente no te salga a cuenta. La normativa no es estatal, sino que tiene una elevado componente autonómico (vaya gracia eh), pero lo que sí que parece común es la necesidad de una serie de registros sanitarios (algo lógico, ¿no?), registros industriales (no tan lógico), seguro de responsabilidad civil y licencias de apertura y embotellamiento. Mucho trámite burocrático para unos pocos litros de barra, ¿no crees?.

Pero no te desanimes, ya que hay una buena noticia. Es posible contactar con un fabricante de cerveza (preferentemente micro, dada la previsible escala de tu proyecto) para que transforme tus sueños, plasmados en una receta, en una excelente cerveza capaz de ser comercializada. Me parece una excelente idea antes de que se te vaya la pinza, hipoteques tu casa y construyas tu fábrica en un pueblo alejado de la mano de Dios.

Desde mi punto de vista, es importante apoyar a los nuevos productores, pero lo cierto es que muchos clientes se quejan de los elevados precios, ya que algunas cervezas artesanas locales superan con creces los precios de las mejores cervezas de importación.

 

¿Fabricar cerveza es un buen negocio?

Lamento comunicarte que, si lo que buscas es hacerte rico de la noche a la mañana fabricando cerveza, estás un poco equivocado. Como he mencionado anteriormente, si deseas vender tu producto necesitas contar con unas instalaciones (o alquilarlas), invertir dinero en personal, marketing, distribución… Mucho coste para un mercado, que aunque está en pleno auge, cuenta con cada vez más operadores, también a nivel micro. Es muy complicado acceder a canales de venta en los que puedas colocar un volumen importante de producto salvo, claro está, que tengas buenos contactos en retail o restauración.

Es cierto que puedes dar con la tecla perfecta, generando una propuesta de valor impecable, capaz de convencer a la gente de que ir a un bar y pedir una “Cerveza cervezas.club” es cool y te hace ascender en la escala social. Si logras hacerlo, el resto de atributos asociados a la cerveza carecen de valor, ya que la presión que ejerce la masa gris es muy grande. De lo contrario, toca crear una cerveza excepcional, darla a conocer en eventos cerveceros, contactar con distribuidores y un sinfín de cosas que, si no te apasiona la cerveza y el emprendimiento, harán que cierres el negocio con pérdidas.

PD: si alguien quiere montar un negocio similar, ruego se ponga en contacto con nosotros, ya que somos expertos en management (o eso dicen nuestros títulos). Además, somos unos chicos muy simpáticos.

 

 

 

 

 

 

Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Average rating:  
 2 reviews
by Anonymous on El blog de las cervezas

by Anonymous on El blog de las cervezas